Los suelos degradados por la minería ilegal vuelven a la vida en la Amazonía del Perú

La primera etapa del proyecto inició en junio del 2016 y terminó en diciembre del 2019. La segunda etapa finalizará en febrero del 2021. Los suelos restaurados crean condiciones para que la fauna vuelva.

El activista y presidente del Comité de Gestión de la Reserva Nacional de Tambopata, Víctor Zambrano, recuerda que una parte de esta área protegida ubicada en la zona suroriental de la Amazonía peruana, “era un panorama sombrío”. En esa área inhóspita de la región de Madre de Dios solo se observaban plantas muertas que se ahogaban en agua sucia, contaminada de mercurio. Las arenas movedizas devoraban los bosques debido a la actividad de maquinarias de todos los tamaños que trabajaban con un objetivo: obtener oro ilegal.

La escena descrita se repite indefinidamente en toda la región. De acuerdo a una investigación del 2018 se registró un promedio de 100.000 hectáreas de área deforestada debido a la actividad minera en Madre de Dios por un período de 34 años. Sin embargo, desde hace tres años, esta tragedia ambiental se viene reduciendo con la ayuda del “Centro de Innovación Científica Amazónica” (CINCIA), que promueve la restauración de suelos degradados por la minería ilegal.

Área en reforestación y restauración afectado por la minería ilegal

CINCIA

Dicha institución independiente reúne a expertos con el objetivo de generar información científica para la correcta toma de decisiones de las autoridades en el marco del desarrollo sostenible. “Tienen un trabajo encomiable junto al IIAP (Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana)”, sostiene Zambrano, quien debido a su labor pública en la gestión de la Reserva Nacional de Tambopata (RNTMB), conoce la labor de CINCIA.

“Somos uno de los pocos proyectos que estamos vinculados a reducir los impactos de la minería ilegal y que además damos espacio para hablar de ciencia porque somos investigadores”, señala France Cabanillas, Coordinador del proyecto de reforestación y restauración de áreas degradadas por minería de CINCIA.

Hasta el momento, el Centro de Innovación Científica Amazónica ha instalado 42,5 hectáreas de parcelas experimentales para restaurar suelos degradados, dentro de 4 distritos de Madre de Dios. 

¿Cómo se restaura un suelo degradado?

Cabanillas afirma que la restauración de suelos busca crear condiciones para que la naturaleza luego pueda regenerarse sola. Agrega que el protocolo para intervenir un área afectada por la minería ilegal en Madre de Dios consta de tres grandes pasos.

El primer paso está vinculado al uso de drones especiales que sobrevuelan la difícil geografía amazónica. Ayudan a registrar zonas lejanas de difícil acceso humano. Luego con esta información recogida, se elabora un mapa con los tipos de suelos que se identificaron. Esta categoría es importante porque decide qué tipo de especies forestales se plantarán, cuántas y dónde.

El uso de drones es vital para analizar el suelo a restaurar

CINCIA

En una segunda etapa, un equipo humano va a la zona a restaurar y se realizan las líneas base de cultivo, así como los estudios hidrobiológicos y de presencia de mercurio. “La restauración es una camisa que la haces a medida”, afirma Cabanillas. Recién cuando se acaba esta fase se pasa a la tercera y final, en la que se planifica una estrategia, la cual se caracteriza por el plantado de especies forestales nativas.

Tambopata: un área protegida acosada por la minería ilegal

La Reserva Nacional de Tambopata tiene una especial importancia ambiental para América del Sur. Sirve de corredor biológico para el enorme banco de especies que se traslada entre el Parque Nacional del Manu y las selvas de Bolivia, según información del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) del Perú.

Hasta febrero de 2019, se deforestaron hasta 6,5 hectáreas de bosques por mes en este área protegida,debido a la minería ilegal. Fue entonces cuando el megaoperativo policial, Operación Mercurio, logró reducir significativamente el desbosque en el área.

El transporte de las plantas para la reforestación es un trabajo duro

CINCIA

Cabanillas de CINCIA informa que el proyecto piloto dentro del área protegida se coordinó con la jefatura de la Reserva y se establecieron 5.5 hectáreas en una etapa inicial. “La clave de la restauración es la diversidad”, apunta el experto, quien resalta este detalle porque el objetivo en esta intervención pionera fue “hacer mezclar especies con diferentes características”, agrega.

Víctor Zambrano, quien también en 2016 recibió el Premio National Geographic de Liderazgo en Conservación, señala que proyectos de restauración de suelos, como el de CINCIA, han ayudado a recuperar la Reserva Nacional de Tambopata de un deterioro ambiental. 

Sin embargo, advierte Zambrano, la minería ilegal aún amenaza el área protegida porque permanece en su zona de amortiguamiento, el área que divide a Tambopata del resto de la selva. “Un promedio de 25.000 hectáreas afectadas por minería ilegal permanecen en la zona conocida como La Pampa. Al margen izquierdo del río Malinowski. Es nuestra gran preocupación ese pasivo (ambiental). No hay compromiso político para la restauración en la zona de amortiguamiento”.

Zambrano declara que recién cuando se detengan las actividades ilegales en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata, se podrá dar paso a proyectos de restauración de suelos, para que el resto de la Amazonía afectada por la minería ilegal, reviva.